Hoy en día un gran número de personas sufren ansiedad a causa del ritmo de nuestro día a día.

La mayoría de las veces solo tienes que permitirte parar unos minutos, para tomar aire, respirar, tomarte un refresco, agua, fruta… y dejar lo que estás haciendo para cuidar de ti durante unos minutos observando tus pensamientos y emociones.

 

El hecho de parar, cambiar lo que estás haciendo te ayuda a liberar tu mente, esa mente de pensamientos recurrentes que vienen de tu Ego y te llevan a un automatismo de sufrimiento constante.

 

Todo es muy rápido para la mente te hablo de nanosegundos, porque lo único que quiere es tu bienestar, el gasto mínimo de tu energía y por supuesto, lo más importante tu supervivencia.  Manteniéndote en tu zona de confort o zona conocida, ya que para tu mente es segura, haciendo que esa misma seguridad genere energía diré contaminada y entres en un estado de ansiedad.

 

Cuando paras y te permites tomar consciencia de tus pensamientos y que emoción se disparó con ese pensamiento o pensamientos.  Dejas que tu mente te controle, te das la oportunidad de ver diferentes perspectivas que antes no veías, empiezas a gestionar tus pensamientos y emociones. A cambiar la energía mental y emocional. Aquí tu mente te da nanosegundos para que tu tomes el control de la situación, si no lo haces volverá a hacerlo ella.

 

Tú tienes la llave para seguir alimentado tu ansiedad o liberarte de ella. Tal vez leas y digas que no es cierto. Sé de qué hablo, yo también he tenido ansiedad y a veces aparece sin más, cómo el familiar, amigo… que te viene a visitar… Y  se instala en tu casa por minutos, horas, semanas o largas temporadas…

 

 Aparece de nuevo porque la vida es continuo cambio y con ello, situaciones nuevas que tienes que vivir. Creando a veces inseguridades, que abren el botón de un pasado y con él aparece el miedo, la inseguridad…y si les das poder a esa emoción la ansiedad.

Desde hace tiempo utilizo diferentes técnicas como las que te comenté más arriba, que, aunque parezcan sencillas no por ello menos efectivas. La mente aprende de forma sencilla.

También utilizo los aceites esenciales @Young Living y la verdad es que han producido y producen cambios en mí expectaculares. De alguna forma van liberando esas emociones que estaban bloqueadas de mi pasado. Es como ir quitando pequeñas capas de una cebolla o velos que no me dejaban ver más allá. Todo eso me hace sentirme más libre y con un estado mental más positivo.

Una de las esencias que me ha ido muy bien es la esencia del perdón, llevándome a pequeñas regresiones de momentos de mi pasado de cuando era niña.  Reencontrando la emoción de la “culpa” a la que di la Bienvenida y las gracias por su labor durante tanto tiempo en mí.

 A esa culpa si, por no ser quien querían que fuera y eso me hacía sufrir. Llevando ese sufrimiento a castigarme a mí misma. Desde sentirme culpable y claro si era culpable, no merecía ser amada y si castigada. Ese sentimiento produjo un conflicto en mi interior de rechazo. Rechazar y ser rechazada muchas veces en mi vida, y solo estaban como espejos para ayudarme a que yo fuera consciente de mí misma y me amara.

 

 El perdón ha hecho que libere memorias antiguas y que mi niña interior no se sienta culpable de nada, porque la culpabilidad es un invento del Ego, solo hay responsables de nuestra decisión. Aunque es cierto que cuando somos pequeños no entendemos aún esa responsabilidad. Pero no es porque no seamos capaces de entender la, es porque nuestros padres tampoco han aprendido y no han podido enseñar. Viven en estas emociones que les llamaré entre comillas “negativas”.  

Digo entre comillas porque no hay emociones positivas o negativas, según mi forma de verlo ahora,  son los estados que uno mismo auto-crea, lo que hace que sufra o se sienta tranquilo. Amado o rechazado.

“El pensamiento es igual a la frecuencia”.

Los aceites esenciales absorben nuestros pensamientos. Ellos están registrados en los aceites como la intención.  La Intención dirige la energía. Cuando se aplica un aceite de intención de energía puede transformar las células dentro de los 60 segundos siguientes.  Estimulando el pensamiento positivo, creativo y liberando la energía negativa de las células, aumentando así las frecuencias de las células del cuerpo. 

FORGIVENESS:  nos ayuda a perdonar, esto es muy importante para sanar.  Hasta que no se este en armonía emocional no se esta listo para perdonar. La falta de perdón es una de las raíces más común de enfermedad física, mental y espiritual.  El perdón es para nuestro propio beneficio. Este aceite rompe las capas emocionales fuertes

Así que deja de decirte… ¡¡¡Siempre me pasa lo mismo!!! De victimizarte…

Esto es lo que me decía enfadada anteriormente y por supuesto victimizándome de forma muchas veces inconsciente.  Pero claro si sigues haciendo lo mismo, el resultado siempre es el mismo. Solo cuando cambias la acción el resultado es diferente.

Aun cuando crees que lo que vives es diferente porque la persona o el lugar es diferente, lo que sientes y haces de forma inconsciente es más de lo mismo. Porque como te dije tu mente inconsciente, busca protegerte y que no salgas de tu zona de confort para mantenerte seguro.

Párate y Observa tu presente, lo que vives ahora, lo que sientes, lo que piensas y a la vez tu pasado, como actuabas hasta ahora… y desde aquí cambia lo que ya no quieras. Aunque el cambio sea pequeño, el resultado será diferente.

Si te es más fácil hacerlo escribe y pon lo en un papel eso te hará ver más fácilmente que quieres y que no quieres. Con ello ya estas dando un pequeño paso diferente, estás escribiendo y eso es un cambio.

M&Mcoach – Mercè Farnós